viernes, 15 de junio de 2012

No Quedan...

No quedan palabras provocadoras que arrojar. Tampoco quedan pérdidas de aire momentáneas que me recuerden lo que es perder la vida en las pasiones. Siento que he drenado cada lágrima, esas que no saben contener las furias de mis sensaciones más intensas... 
No quedan sonrisas sin explicación, ni miradas sostenidas por la magia.

Las sábanas están en orden y no hay inspiración que justifique mis desvelos. Me siento despojada de esas dulcísimas sumisiones, de los gritos sin voz y de los silencios gritados de a dos.

Los pensamientos persisten, y me hacen sentir de edad avanzada... 
Quizás sea porque me hace falta vivir...
... Sin  Amor.


(Ésta noche necesito alucinaciones...)


2 comentarios:

  1. Creo que un posteo blanco y negro se coló entre las sábanas de un día color pastel deshaciendo la cama a pataletas impotentes para volverse a esconder detrás de las cortinas de su cuarto a la espera de la noche.

    ResponderEliminar
  2. Marcos: Puede ser que sea así, pero finalmente la luz de la mañana llegó. Ahora habrá que ordenar la cama prolijamente y esperar a la noche, quizás ésta, me muestre el orden de las prioridades...

    ResponderEliminar